Tema 1 : Accountability

systemica-slider-2

Hoy quisimos traer a Uds el tema de Accountability, palabra que a veces muchos usamos y que lamentablemente no tiene una traducción literal al español.

Entendamos así Accountability como el valor que está en nuestra conciencia, que se refleja en la manera de trabajar de las personas y por ende de la organización a la cual pertenecemos.

El término habla de la capacidad que tienen los líderes, equipos y personas de ejercer su rol rindiendo cuentas por sus resultados de manera autónoma y responsable.

En el contexto que vivimos hoy en día, en donde la competencia, avances tecnológicos se hacen cada vez más exigentes y dinámicos las empresas se han visto en la obligación de desarrollar al máximo su capacidad de adaptarse a realidades que poseen un alto grado de incertidumbre. Esta necesidad de contar con organizaciones ágiles y flexibles obliga a las compañías a desarrollar líderes que puedan guiar a sus equipos para conseguir resultados maximizando el uso de sus habilidades y capacidades.

Ser “accountable” significa mucho más que cumplir con un puesto de trabajo. Incluye la obligación de hacer las cosas cada día mejor, buscar la excelencia y hacer todo cuanto sea necesario para contribuir con los resultados. Implica compromiso, proactividad, implica un mindset (esto lo hablaremos en el siguiente posteo)…Si bien la responsabilidad y la rendición de cuentas son elementos de una conducta que refleja madurez y profesionalismo; hay que reconocer que existen enormes oportunidades de que esta conducta sea un hábito en las organizaciones del mundo. Las razones de la falta de “accountability” son muy variadas, pero en general se podría resumir en una sola: es más fácil echarle la culpa al otro que asumir la parte de responsabilidad que nos corresponde.

¿Qué tan “accountable” eres?

A continuación, un sencillo listado de conductas que reflejan la capacidad de una persona para asumir la responsabilidad y rendir cuentas de manera profesional.

En una escala del 1 al 10, siendo 1 como “nunca” y 10 “siempre”, califica tu nivel de “accountability”. Tu calificación aplica tanto para el trabajo como para tu vida personal.

    1. Me comunico con regularidad y de manera objetiva.
    2. Si no entiendo algo, procuro obtener más información
    3. Soy dueño de mis problemas y circunstancias.
    4. Cuando cometo un error, lo admito.
    5. Soy proactivo, me gusta tomar la iniciativa.
    6. Pregunto todo lo que necesito para hacer mi trabajo.
    7. Analizo mis actividades y me pregunto ¿Cómo contribuye esto a los objetivos de la organización?
    8. Analizo mis actividades y me pregunto ¿qué más puedo hacer?
    9. Me doy el tiempo y me concentro cuando es hora reportar lo que he hecho.
    10. Me gusta la retroalimentación.
    11. Si tienes una posición de autoridad:
      1. Desarrollo y promuevo la responsabilidad y la rendición de cuentas en la gente que está a mi cargo.
      2. Soy asertivo ante la falta de responsabilidad y rendición de cuentas de otros

Es importante hacer nuestro mejor esfuerzo aun con las tareas más sencillas, ya que de otra forma nadie nos confiará tareas de mayor importancia. Todas las veces que empleamos correctamente la información, tenemos la oportunidad de imprimir nuestra marca personal.

Referencias

  1. Wikipedia
  1. https://inteligenciaemocionalyproductividad.com